Sin Gobernar López Obrador y ya lo comparan con Hugo Chávez

 

logoLa Yunta

Por: Oscar Zúñiga

¡Hijo e’ su! Aún a las personas que no votaron por un cambio de gobierno en nuestro país, como que no les ha caído el veinte de que ganó MORENA con López Obrador la Presidencia de la República de México. Tan así que ahora todo mundo salió politólogo, pues por todas partes se escucha de estos resentidos que México será dentro de poco como Venezuela.

No cabe duda, que vivir durante muchos años bajo un sistema nos afecta al grado de hacernos dependientes del gobierno. Solo basta recordar algunos gobiernos que nos ha tocado vivir para entender como México se fue hundiendo poco a poco hasta llegar a donde hoy nos encontramos todos los mexicanos. Si mal no recuerdo un buen gobierno fue el de Luis Echeverría Álvarez.

Este gobierno emanado del sistema se distinguió por inyectarle mucho dinero al campo mexicano, y me atrevo a decir que fue cuando México estuvo en su más grande esplendor como productor de grano y tabaco que en aquellos años hasta fue exportador de estos productos. Fue el auge también de BANRURAL, banco que daba crédito a los campesinos, pero que fue tanta la confianza que al final este banco terminó en la banca rota después del periodo de Echeverría.

En aquellos ayeres los presidentes de la república eran  elegidos por dedazo, pues cada cambio de gobierno se hablaba del “tapado”, y este era escogido e impuesto por el mismo gobernante en turno, y ¡ojo!, se hacía la faramalla de las votaciones a sabiendas que el designado sería el próximo presidente de México, y de esto los politólogos o analistas políticos ya no hablan, se les olvidó.

Así llegó en turno a la presidencia  José López Portillo, con este llegó la desgracia para todos los mexicanos, pues en su periodo fue la primera gran devaluación del peso contra el dólar, y este hombre tuvo la desfachatez de salir públicamente y llorando a decirle a la nación, “DEFENDERE AL PESO COMO UN PERRO”, cosa que no sucedió y fue la gran catástrofe económica que hasta la fecha hemos llevado a cuestas los mexicanos.

Y así entre crisis y crisis llega a la Presidencia de la Republica Carlos Salinas de Gortari, esto a pesar de que ya había partidos de izquierda que supuestamente eran la oposición al sistema que desde aquellos tiempos ya avasallaba la corrupción, estos partidos nunca han hecho nada, solo han hecho dirigentes millonarios. Así Salinas de Gortari adopta el nombre de “SOLIDARIDAD”, un programa social que se manejó desde la Presidencia de la República donde se manejaba el apoyo del famoso 50, 50.

En este programa al parecer se repartió mucho dinero que hasta en los cerros grabaron este nombre de “SOLIDARIDAD” por todo lo  ancho y largo de la república, pero para sorpresa de todos los mexicanos el encantó solo duró el sexenio, pues a la entrada de Ernesto Cedillo la sorpresa sería que Salinas de Gortari no había dejado un solo peso en las arcas federales.

Es decir, Carlos Salinas acabó con el dinero que México tenía hasta en sus reservas económicas. Y de estos detalles podríamos seguir enumerando a más presidentes que poco a poco fueron terminando con nuestro querido país, digo esto para quienes están en contra de este cambio que para muchos mexicanos viene a ser la esperanza que esperaron durante muchos años, quizás para los que durante muchos años recibieron favores o vivieron del sistema son ahora los afectados, y los que ahora en redes sociales están denostando un gobierno que aún no entra en funciones.

Pero la verdad es esta, quienes ya tenemos más de sesenta años hemos conocido toda esta historia de promesas incumplidas, pero de que tenemos que seguir trabajando de eso no hay duda, no podemos esperar que el nuevo gobierno nos mantenga, no, simplemente esperemos que las cosas cambien para un mejor futuro de nuestras familias, pues ningún gobernante nos va a traer la comida gratis a nuestras casas, ojalá y entiendan muchos que esos tiempos quizás ya se terminaron, y ahora tendrán que trabajar.

Pero sí, el nuevo presidente electo merece el beneficio de la duda, y si no le cumple a los mexicanos sus promesas, ya lo vieron, el pueblo les cobrará la factura. Pero de una vez por todas entiendan, las campañas ya terminaron y ahora estos detractores se tendrán que esperar para el 2021.

 

Deja un comentario