Regresa el trato humano a la Policía Estatal

logoLa Yunta

Por: Oscar Zúñiga

¡Hijo e’ su! Tal parece que la oxigenación a la Secretaría de Seguridad Pública comienza a dar resultados, pues en lo que va de la nueva dirección en esta secretaría, parece ser que han bajado los índices delictivos, esto no quiere decir que de la noche a la mañana tengamos de regreso la tranquilidad, pero cuando menos se ha respirado ya otro tipo de aire.

Hace unos días el nuevo secretario se presentó ante la Policía Estatal, ahí nos pudimos dar cuenta que Benito Rodríguez Martínez no fue rechazado por el personal, pues les habló y les dijo: “Muchos de nosotros ya nos conocemos, y ya saben que conmigo tendrán las puertas abiertas para lo que necesiten, conmigo no necesitan pedir permiso a los mandos para llegar a mí, cualquiera de ustedes puede llegar a tratar cualquier asunto directamente conmigo y será atendido”.

Así de sencillo, creo que esto es lo que necesitaba la gente, alguien que les dé el trato que se merecen, porque hay que reconocer que en el pasado el trato que recibieron los policías de parte de los altos mandos fue inhumano, y déspota. Aún recuerdo una plática que escuche entre dos agentes hace tiempo, donde involucraban a un tal comandante Mich.

Uno de ellos se quejaba de que su mamá estaba muy enferma en Tijuana, por lo que él le solicitó el permiso a Mich para ir a verla, la respuesta de este sujeto al escuchar a su subordinado que le solicitaba este permiso fue. “y tú a que vas, eres doctor”. Unos días después falleció esta señora, por lo que de nuevo se acercó al tal Mich a solicitarle de nuevo el permiso.

De mal humor le dijo, “tienes tres días para ir”. Por lo que este agente partió a despedir a su madre, eso sí, bajo pena de quedar fuera de la corporación si no se presentaba dentro de los tres días, seguramente Mich no sabe que se hacen actualmente 34 horas en camión de ida y otras 34 de venida en camión, porque el boleto de avión no se lo pagó para que hiciera tres horas de ida y tres de venida.

Así de puercos eran, porque no hay otro adjetivo, pero afortunadamente este sujeto Mich, con el cambio de gobierno se fue solo de la corporación, en fin, ahora Con Rodríguez Martínez los policías ya tienen asegurado un buen trato, y por ende tendrán más ganas de trabajar, por lo pronto ya se ve más movimiento por las calles de nuestra capital.

Claro está, que es imposible que en una ciudad de más de 300 mil habitantes se diga que no pasa nada, porque la policía también tiene que reconocer que hay colonias que por años han sido el foco rojo, pero con los nuevos esquemas de prevención al delito que ya están implementándose por parte de las Secretarías de Seguridad Pública Estatal y Municipal esperan tener pronto buenos resultados.

Y otra de las cosas que también hasta ahora no ha funcionado, es la denuncia ciudadana, pues la gente no quiere hacerlo, quizás hace falta más publicidad donde se le haga saber a la sociedad que la denuncia es anónima, porque hay duda, pues en las mismas redes sociales la misma gente postea que no es anónima, pero la verdad, sí lo es.

Pero por todos estos años que los nayaritas hemos vivido esta intranquilidad, quizás esto sea parte de que la gente no se anime a denunciar algún hecho del cual este siendo testigo, pero tenemos que aceptar que como sociedad somos parte activa para mantener nuestra tranquilidad.

Deja un comentario