LA FORTALEZA DEMOCRÁTICA TAMBIÉN DEBE CORREGIR DESVARÍOS IDEOLÓGICOS: IEEN

descarga“CONTRASTE Y CONCEPTO”…

Alfredo Padilla

Luego de la ausencia de convicción en legisladores plurinominales…

El Instituto Estatal Electoral de Nayarit (IEEN), en voz de su Presidente Consejero, José Francisco Cermeño Ayón, se muestra contundente en su visión de lo que entraña el imprescindible fortalecimiento democrático en los complejos tiempos por los que se atraviesa, partiendo del reto de dar apertura cabal a la participación e intereses populares; de ahí que, de entre los desafíos que resaltó, se encuentra el de corregir los desvaríos ideológicos presentes en la figura de los legisladores plurinominales, cuya decisiones han tomado los últimos años un rumbo fuera de beneficios reales para el pueblo.

Así, en el marco del singular proceso sucesorio en el que se encuentra el órgano electoral, pues el próximo dos de noviembre Cermeño Ayón concluye con su responsabilidad, la Unión de Columnistas y Articulistas de Nayarit (UCAN) A.C, fue partícipe de un encuentro especial entre el propio Presidente saliente, Cermeño, y quien hasta ahora, de acuerdo con los mecanismos legales correspondientes, cumplió en tiempo y forma con los requisitos, y sería la sucesora: la Doctora María José Torres Hernández. Y fue aquí, que se expusieron precisamente parte importante de los retos para enriquecer el papel presente y venidero del instituto, de cara a la responsabilidad que atañe a actores, partidos, instituciones y demás fuerzas políticas.

Una de las preguntas que se formularon fue precisamente sobre la razón de ser de la nueva bancada conformada en el Congreso del Estado, de diputados sin partido, denominada “plural”, destacando el factor común y hasta cierto punto al margen de lo que comporta hoy un compromiso en forma y directo con la ciudadanía: que son plurinominales, o que no llegaron por la vía del voto directo, sino a través de las facultades que por ahora posee cada partido, de acuerdo a la cuantía de voto obtenidos en las elecciones, para acceder a la representación legislativa. De ahí pues que sus decisiones, de llegar por un determinado color, para después simplemente hacerlo a un lado, a fin de proseguir con sus aspiraciones personales o pactos de cúpula, pone en evidencia la necesidad de un cambio de fondo que atienda más las necesidades sociales de una nueva realidad.

El maestro José Francisco Cermeño, fue claro entonces con su propuesta de que los partidos deben enfocarse más en la preparación para enfrentar los retos de la consabida nueva realidad, y estar a la altura de la democracia requerida, que implica sin lugar a dudas convicción, principios y una sólida formación ideológica, y en este marco elegir muy bien a sus cuadros, quizá, dijo, de entre quienes incluso llegaran a poser mayor antigüedad y arraigo, y difícilmente estarían dispuestos a ponderar su beneficio propio, por encima del ciudadano.

Por ello, está claro que, si bien el marco legal y normativo actual permite a los diputados optar sin más por declararse independientes, se ha hecho uso de esto, de forma evidentemente a espaldas del pueblo. Pero como lo mencionó muy bien el todavía presidente del IEEN, y en respuesta a otra pregunta relacionada: hoy los partidos políticos han perdido de vista que su esencia radica en impulsar verdaderos representantes populares, de ahí que la mercadotecnia que emplean en cada campaña, debe fincarse en los principios del partido mismo, y no que gire en torno de los candidatos o las personas, o que los partidos funcionen para los candidatos.

Lo anterior en consecuencia, apunta a una solución difícil, es cierto, pero no imposible: que los partidos políticos regresen a su origen, como entes de interés público con identidad. Y esto, para el maestro José Francisco Cermeño puede ser un nuevo modelo estatal, inclusive nacional, para que entonces los espacios de representación popular y de gobierno, sean precisamente eso: del pueblo y para el pueblo, y hacer garante la generación de buenos gobiernos en todos los poderes y órdenes de gobierno.

Por lo demás, solo queda esperar que el IEEN, bajo la conclusión eficaz de José Francisco Cermeño Ayón, continúe con su misión nada sencilla, y descrita por su parte, por quien iniciaría sus funciones el próximo dos de noviembre, la Doctora Torres Hernández: consenso, suma, democracia, legalidad y participación popular. Enhorabuena.

Deja un comentario