AMENAZA EL CAPITALISMO CON EXTERMINAR A LA HUMANIDAD EN 12 AÑOS

logoPor Octavio Camelo Romero

Quiero reiterar mis felicitaciones al director de La Yunta de Tepic por los 10 años de existencia de la publicación. Se dice fácil pero el mantenimiento de un proyecto periodístico independiente es sumamente difícil. Y Oscar Zúñiga Estrada lo ha logrado. Más aún, en todo este tiempo la publicación ha informado y formado opinión.

Como consecuencia del desarrollo del “capitalismo global”, la humanidad se encuentra al borde de su fracaso existencial por su intento de mantener el calentamiento mundial en un supuesto nivel moderado.

Si en verdad se quisiera que la temperatura de la tierra no alcance una cota superior, lo que llevaría a un desastre de dimensiones cataclísmicas, se requiere que todas las economías del mundo apliquen medidas sin precedente para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero.

Es la principal conclusión del informe especial del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) dado a conocer el pasado 6 de octubre. El IPCC es el brazo científico de Naciones Unidas sobre el tema del calentamiento global.

El informe especial del IPCC se concentra en los efectos de un calentamiento global de 1.5 grados centígrados sobre los niveles preindustriales. El Acuerdo de París lo considera un nivel moderado, muy por debajo de la meta de 2 grados que se considera objetivo alcanzable si todos los países cumplen sus promesas para reducir las emisiones de “gases de efecto invernadero” (GEI). Pero en lugar de disminuir, los datos para 2017 muestran que las emisiones han seguido aumentando.

Ya casi han pasado diez años de la crisis económica y financiera mundial que inició en julio-agosto de 2007 y aparentemente culminó en septiembre de 2008. Sin embargo el crecimiento del PIB mundial es de un tres por ciento para la década.

De allí que esté en discusión si tal crisis de 2007-2008 puede ser vista como una crisis de un capitalismo todavía capaz de desarrollar la reproducción ampliada del capital a nivel mundial o si por el contrario, indica el punto de partida de un capitalismo que se encuentra con límites que ya no podrá superar.

Respecto de estos límites, Marx en el tomo III de El Capital señaló que: “La producción capitalista tiende incesantemente a superar estos límites que le son inmanentes, pero sólo lo consigue empleando medios que vuelven a alzar ante ella esos mismos límites, en escala aún más formidable”.

Sin embargo, hoy la cuestión es determinar si la producción capitalista mundial, si el capitalismo global se enfrenta con verdaderas barreras que ya no puede superar ni siquiera temporalmente. Y es que en la actualidad el capitalismo se enfrenta a dos tipos de límites.

Uno, que es inmanente, interno al movimiento del capital, y que es el resultado del desarrollo de las fuerzas productivas, del avance de la ciencia y de la tecnología, de la automatización y robotización; y el otro, es el que inicialmente se le consideró externo y que se relaciona con el ecocidio, con la destrucción de los ecosistemas, y fundamentalmente con la destrucción de la biosfera. Este último límite no fue previsto por Marx y es el que llevará a la humanidad a su exterminio. En fin.

Deja un comentario