“Sí quieres ayudar a alguien no le des el pescado, mejor enséñale a pescar”: Adán Casas

IMAG2818Por: Oscar Zúñiga

La salida de casa fue muy temprano el día de hoy, pues la meta era llegar a un conocido motel donde desayunaríamos mis compañeros de la asociación de columnistas y yo con el diputado Adán Casas. Debo decir que me asombró la puntualidad de él, pues a pesar de las peripecias que hay que sortear para atravesar nuestra bella ciudad, ahí estaba él en el lugar al igual que mis compañeros.

No éramos muchos los comensales, pues en nuestra asociación somos poco más de veinte escribanos, columnistas de todos los diarios que se editan en esta capital. Por cierto, ya somos pocos los que en realidad nos dedicamos a plasmar en letras los acontecimientos que suceden día a día, pues desgraciadamente ya la mayoría de periodistas se dedica a gravar cualquier evento para publicarlo en redes sociales. Por esto quizás los diarios impresos dentro de pocos años tiendan a desaparecer.

Adán llego vistiendo su impecable guayabera adornada con algunas grecas alusivas a nuestras etnias indígenas saludando personalmente a todos los presentes, luego tomó el lugar que se le había reservado para que todos los presentes tuviéramos un buen ángulo por aquello de la fotografía. De pronto nuestro representante le dice después de unas palabras de presentación. –Estamos listos a la hora que usted diga cómo quiere que inicie nuestra charla.

Adán sonríe, y dice, “adelante ya estoy aquí”. Alguien por ahí le dice, ¿Díganos cuál es su función en el congreso? Contesta: “Como diputado soy integrante de tres comisiones en el congreso, quizás por eso es que yo voy a cualquier parte del estado donde la gente necesite algún apoyo. Esto me ha hecho que mucha gente se pregunte porqué un diputado lo ven en diferentes municipios inaugurando alguna liga de futbol, lo hago porque me gusta el deporte y soy presidente de esa comisión en el Congreso.

Miren, el domingo estuve en San Blas, la semana pasada en La Presa en Santiago, pero he estado en Santa María del Oro, San Pedro Lagunillas, en todos los lugares, y en donde exista una cancha deportiva y nos convoquen ahí vamos a estar. Estoy promoviendo una campaña para el deporte, porque en mis audiencias de los martes y jueves muchos padres de familia se acercan conmigo para pedirme el apoyo y asesoría para internar a sus hijos en algún centro de rehabilitación.

Nayarit al igual que los demás estados de la República estamos viviendo un tema muy delicado de drogadicción, todo mundo lo sabemos, y bueno, yo siempre he creído que la mejor forma para combatir el tema de las adicciones es el deporte y la cultura. Qué estoy promoviendo en mis giras, pues invitando a los padres de familia a que se unan al deporte, en especial a las madres, pues curiosamente las madres de familia son las que le ponen más atención a los hijos.

Y es lo que hago, estoy colaborando hasta donde sean mis alcances, pues mi meta es mejorar canchas deportivas para que hagan deporte jóvenes y niños, mejor que hagan deporte a que caigan en las adicciones. Pues es muy pesado el problema de las adicciones, ahí sí involucra a toda la familia, y además es un gasto muy pesado y muy fuerte cuando se viene una experiencia desagradable con un hijo con la adicción a las drogas”.

-No es que Adán haya finalizado con esto, pero fue lo que me pareció más importante con el tema de la juventud y la niñez, pero en diferentes preguntas nos dio su punto de vista como empresario y como político, ya que hay que recordar, que él ya fue presidente municipal de Santa María del Oro, y como presidente dejó en números negros ese ayuntamiento. Hubo de todos los temas en esta charla, pero también algo interesante fue el tema del campo.

Para el campo dijo algo que se me quedó grabado, “si quieres ayudar a alguien no le des un pescado, mejor enséñale a pescar”, esto lo hizo en referencia a nuestros agricultores, pues Adán es de la idea de no a los programas sociales, sino apoyos directos para los servicios básicos que necesitan los agricultores, que ellos sean los que produzcan y vendan sus cosechas, ya sea aquí nacional o al extranjero, pero eso sí, sin intermediarios.

Porque es muy cierto que Nayarit tiene unos vecinos que son grandes productores, Jalisco y Sinaloa, pero sin embargo, a pesar de que en las dos últimas décadas hemos tenido muchos nuevos ricos, nadie de ellos quiere invertir en Nayarit y menos en el campo,  y está comprobado que han aumentado las tiendas de conveniencia como Walt-Mart, Soriana, Ley y otras tantas, que sí dan trabajo a unas ochenta personas, pero lo malo es que se llevan todo el dinero que se genera aquí en el estado.

Más claro, estas tiendas pagan unos míseros salarios a sus trabajadores, que comparado con el dinero que sacan del estado es una pecata minuta, quizás esto sea el por qué en Nayarit nunca hay suficiente dinero circulante comparado a una década atrás. Entre una de las sugerencias que le hicimos al diputado Adán Casas fue que en una iniciativa promuevan dar algún incentivo a quién de todos esos nuevos ricos se animen a invertir su dinero en Nayarit.

Pues es muy triste saber que es más dinero de divisas que nos llegan de los migrantes, que lo que recauda el mismo Gobierno del Estado, en sí, seguimos siendo mantenidos de la federación, ya por último, este servidor le hizo la pregunta de rigor, ¿quiere ser usted el próximo Gobernador?,  soltó una sonrisa y solamente me contestó, “todavía no son los tiempos”. En fin, el tiempo lo dirá.

Deja un comentario