LA SOBERANIA DE MÉXICO SE ENCUENTRA AMENAZADA. DEMANDA LAS ¾ PARTES DE DIPUTADOS EN LA CÁMARA

la yuntaPor: Octavio Camelo Romero

Quien iba a pensar que el congelamiento de los ductos del gas texano traería a discusión la repatriación de los intereses de CFE y la amenaza de la pérdida de la Soberanía Nacional. El cierre del envío del gas texano evidenció la dependencia económica de México respecto de los Estados Unidos.

Pero a la vez se evidenciaron los traidores que, por ganarse unos pesos, entregaron el país, con todo y su riqueza, a los EEUU y Canadá. Sin embargo, con la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia de la República, con su proyecto nacionalista de la 4T, permitió y permite rescatar a CFE y PEMEX, empresas estratégicas para el desarrollo del país, de las garras de los capitales transnacionales norteamericanos, canadienses y españoles.

Para México, queda claro que la Soberanía es un asunto de Seguridad Nacional. Y la Soberanía tiene que ver con la Autosuficiencia, con la Autosuficiencia Alimentaria, con la Autosuficiencia Energética, con la Autosuficiencia Financiera, con la Autosuficiencia Productiva, etc., que por cierto está impulsando la 4T.

De allí se desprende la iniciativa presidencial recientemente aprobada por la Cámara de Diputados y turnada a la Cámara de Senadores para su aprobación, que permite repatriar el dominio de CFE sobre la red de distribución de la electricidad. Por este motivo a dicha Ley la llamamos Ley-CFE. Sin embargo, los traidores vende-patria están muy enojados por la aprobación de dicha Ley.

La derecha mexicana ya se puso en contacto con las derechas norteamericana y canadiense para en un plan antipatriótico, someter al Estado Mexicano a los intereses de los capitales transnacionales. Los más de 30 años de corrupción neoliberal desde las altas esferas gubernamentales hasta las más modestas, permitieron la trama de un tejido de complicidades y de negocios a la sombra del Gobierno y de los Poderes de la Unión.

Esta situación explica la comunión de intereses de los extranjeros y nacionales vende-patria. Tal situación ha hecho que Biden quiera meter las manos y determinar las políticas del Estado Mexicano. Pero lo ha hecho bajo amenaza de sancionar a México si no accede a someterse a sus designios.

Surge la imperiosa necesidad de defender la Soberanía de México. Y la Soberanía del País demanda de acciones del Estado que, involucran no sólo a los tres Poderes de la Unión, sino a la fraternidad de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Esto plantea acciones políticas de corto, mediano y largo plazo. A corto plazo se necesita que, en las elecciones del 6 de junio del 2021, la 4T conquiste las tres cuartas partes de Diputados del Congreso de la Unión, ya que las Reformas Constitucionales así lo exigen.

Y en el mediano plazo, se requiere que el próximo presidente de México tengan la misma emoción que el actual, de reconquistar y defender la Soberanía del País. En fin.

Deja un comentario