Muchas felicidades a todos los músicos en su día y más allá

descargaCON PRECAUCIÓN

Por: Sergio Mejía Cano

El 22 de noviembre se festeja en nuestro país el día del músico, por ser día de Santa Cecilia, una mujer romana que se dice, elevaba plegarias cantadas a Dios. Sin embargo, este día para mucha gente pasa desapercibido, excepto para los mismos músicos de ambos sexos, sus familiares y para quienes aman y amamos la música.

La definición de música señala que “La música es el arte de bien combinar los sonidos con el tiempo”, y está considerada como una de las bellas artes más antiguas por ser una de las primeras manifestaciones de los sentimientos humanos, ya sea para adorar, divertirse o como un modo de expresión elevado.

Por desgracia los músicos en nuestro país son por lo regular los profesionistas menos valorados, tal vez debido a que no se acude a ellos como con un médico, un ingeniero, un abogado, etcétera. Posiblemente debido a esto hay personas que al preguntarle a alguien en qué trabaja, y al recibir la respuesta de que es músico, por lo regular quien pregunta vuelve a insistir: sí, pero en qué trabajas, y esto a la mejor porque hay gente que no considera como trabajo el ser músico, siendo que quien lo es tiene un don que a muchas personas no se les da, porque ser músico requiere de tener un buen oído para determinar compases, notar los sonidos hasta de la propia Naturaleza; pero sobre todo, la facilidad que se les da para aprender solfeo, reconocer los tonos con un solo sonido y así determinar de bien a bien lo alto o bajo de una voz u otro instrumento musical.

Por esto y más, la voz humana, así como los sonidos que emiten otras especies, podrían considerarse como tonos musicales, igual que el sonido del viento al mecer las hojas y ramas, el romper de las olas, al agua correr por arroyos y ríos; en fin, todo lo que produce sonido es música y, obviamente, a quienes los emiten se les considera como instrumentos musicales, como la voz humana que lo es.

Los músicos son tan poco valorados, porque por ejemplo hay expresiones de algunas personas que cuando dan la noticia del fallecimiento de alguien, y se pregunta de qué murió, una respuesta común que afortunadamente ya casi no se utiliza; pero hubo un tiempo en que la respuesta era: falleció de muerte de músico, por congestión alcohólica. Claro que no se generalizaba; pero era la respuesta común debido a que muchos músicos terminaban sus jornadas musicales en estado de ebriedad, sin generalizar, lo que era frecuente porque al ir a tocar a una fiesta o un baile, los integrantes de la orquesta o conjunto musical, eran favorecidos por los anfitriones obsequiándoles bebidas espirituosas para que se entonaran mejor.

Infortunadamente los músicos de ambos sexos últimamente han estado pasando las de Caín o se las han estado viendo negras, como se dice coloquialmente, debido a la falta de trabajo. Si bien cuando aparecieron los aparatos de luz y sonido, la contratación de música en vivo comenzó a caer drásticamente, pues mucha gente prefirió contratar unas bocinas y luces para amenizar sus eventos, dejando de contratar músicos en calidad de orquesta o conjuntos. Este tremendo bajón en la contratación de música en vivo se acrecentó aún más con la terrible pandemia que se dice, no tiene para cuándo desaparecerá, debido a que se suspendieron infinidad de eventos para supuestamente evitar más contagios por la aglomeración en fiestas de todo tipo como bodas, quinceañeras, bautizos, etcétera.

Por desgracia para los músicos, al parecer nadie atendió su necesidad de trabajo, porque nada más se dijo que se suspendían eventos y fiestas tal vez sin tomar en cuenta de que los músicos también comen y tienen familias que mantener; poca o nula ayuda recibieron los músicos por parte de los gobiernos de los tres niveles tanto federal, como estatal y municipal y, si se dio a algunos, obviamente que no fueron todos, pues en muchas ciudades del país tuvieron muchos músicos la necesidad de andar en la calle tocando para así recibir alguna ayuda económica de los pocos transeúntes que, a pesar de la restricción y sugerencia de quedarse en casa, también tenían la necesidad de salir a buscar su propio sustento.

Hoy en día se contratan más bandas de música tipo sinaloense y qué bien; sin embargo, hay músicos que no acostumbran este tipo de música como los que integraban las orquestas tradicionales. Así que, con todas sus penalidades y sueños fallidos, muchas felicidades y enhorabuena a todas y todos los músicos del mundo mundial y más, por pertenecer a un gremio de los más incomprendidos.

Sea pues. Vale.

Deja un comentario