Bienvenida la señal de internet gratuito

descarga2-150x150CON PRECAUCIÓN

Por: Sergio Mejía Cano

En la conferencia matutina que ofrece el presidente Andrés Manuel López Obrador, ayer miércoles se habló del avance del internet gratuito en gran parte del país, lo que beneficiará hasta a habitantes de las comunidades más apartadas. Se dijo que se está trabajando con el inversionista norteamericano Elon Musk coadyuvando en esta medida la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y que el servicio será tanto vía satélite como de fibra óptica de última generación.

Es obvio que el avance de las comunicaciones ha crecido a pasos agigantados, así que este servicio de internet se podría considerar ya como necesario, pues la mayoría de los servicios de todo tipo, sobre todo las comerciales y bancarias se llevan a cabo por internet.

Se tiene claro que la sociedad de consumo ha hecho rica a mucha gente; pero rica de más, pues el servicio de internet debió haberse dado como se dio el servicio de la radio y la televisión que, en sus inicios y posteriormente se ofreció en forma abierta, con la salvedad de que solamente quien tuviera la capacidad económica para adquirir un aparato receptor de la señal y en el caso de la tele comprar una antena y listo, ya se podía comunicar sin ningún gasto extra salvo el pago de la energía eléctrica.

Y si bien al principio de la aparición de la radio fue un privilegio para quienes tenían el poder adquisitivo para comprar un radio receptor, poco a poco se fue abaratando su fabricación y comenzó a ser más accesible para mucha gente. Quizás alguien recuerde películas antiguas en donde la gente se aglutinaba a un aparato de radio para oír algún programa. Igual sucedió con la televisión que, en sus inicios los aparatos receptores eran muy caros; sin embargo, como con la radio, con el tiempo se abarató la fabricación de estos aparatos, así como la facilidad para la recepción cuando aparecieron en el mercado los aparatos con transistores que con pilas de energía los hicieron portátiles y, desde luego, también más accesibles para la población.

Durante décadas las emisiones de radio y televisión fueron abiertas; el problema es que a alguien se le ocurrió que, en estas trasmisiones con un poco de ingenio y algunos cambios significativos podría haber muchas más ganancias. Así que llegó la Frecuencia Modulada (FM) cuyas trasmisiones, al menos en nuestro país se ofrecían con pura música continua; sin embargo, como las estaciones de FM comenzaron a tener mucha demanda, se le agregaron los comerciales que son los que en realidad les dejan las ganancias a las estaciones radio trasmisoras, pues se entiende que la publicidad es lo que deja a los medios informativos ya sea impresos, de aire y ahora mediante la fibra óptica.

Con la televisión abierta pasó algo muy diferente, ya que su programación comenzó a denigrarse y, los concesionarios de las televisoras nacionales al comprobar el auge que habían tenido las video-grabadoras, así como los video-centros que alquilaban películas en caset, tuvieron la ingeniosa idea de trasmitir películas vía cable y, vaya que prendió entre el público usuario esta moda, así que no tardaron e crearse las cadenas de televisión por cable ofreciendo no nada más películas, sino noticieros y, sobre todo, programas deportivos de gran envergadura como el beisbol de grandes ligas, así como peleas de box, futbol internacional, etcétera; pero obviamente con muchos espacios de publicidad, inclusive hasta durante las mismas trasmisiones ya sea recortando la imagen en pantalla o encimando el comercial con letras pequeñas o semitransparentes.

¿Por qué no se ofreció en forma abierta el internet como se dieron las trasmisiones de radio y televisión en sus inicios? Pues precisamente porque tal vez se consideró posteriormente que había sido un error comercial el haber ofrecido aquella vez las emisiones de radio y televisión, pues la misma sociedad de consumo pudo haber dado la pauta a seguir para adquirir más ganancias. Así que, por consiguiente, había que sacarle jugo a todo lo que le gusta disfrutar al público consumidor.

Afortunadamente la actual administración federal está ofreciendo la posibilidad de que la mayoría de los mexicanos tengan acceso al internet en forma gratuita y, posiblemente esto haga pensar a las empresas particulares que ofrecen este servicio y tengan que abaratar el servicio. Y esto debido a que a muchas personas tal vez no les agrade la calidad del internet que ofrecerá el gobierno federal a nivel nacional, por lo que a la mejor seguirán con sus contrataciones.

Sea pues. Vale.

Deja una respuesta