Inician oficialmente las campañas políticas

CON PRECAUCIÓN

Por: Sergio Mejía Cano

Este 1 de marzo empiezan o arrancan oficialmente las campañas de proselitismo político de los candidatos a ocupar cargos de elección popular de todo tipo hasta para la Presidencia de la República, por lo que se comenta en diversos medios informativos y redes sociales que los ciudadanos seremos bombardeados con miles de spots tanto en la radio y la televisión, así como en medios impresos. Y que también habrá espectaculares, pendones y papeles pegados en postes y árboles.

Desde luego que habrá el canto de sirenas que cautivará a parte de la población que creerán tal vez que ahora sí vendrá lo bueno con determinada candidata o equis candidato que, como siempre sucede en cada tiempo de comicios electorales, se desgañitarán haciendo promesas, algunas de ellas imposibles e increíbles las que, obviamente, no podrán cumplir; pero esto ya no extraña a mucha gente, quizás a un buen sector de las nuevas generaciones impacten lo que digan y ofrezcan candidatas y candidatos, siempre y cuando sus ancestros no los ubiquen en la cuestión de cómo masca la iguana en estos casos, porque si en las familias no hay comunicación entre los adultos y sus retoños, para estos retoños será como ir al garete en la Mar: sin rumbo fijo.

Sin embargo, hoy en día hay gente que ya se siente saturada con todo lo que significa política, pues si bien hubo un receso, de todos modos el ambiente político ha prevalecido desde hace ya varios meses, así los ahora candidatos no hayan aparecido en mítines o en campañas abiertas, en la mayoría, si no es que en todos los medios informativos y algunos portales de internet, no dejaron de informar sobre las actividades de los contendientes a ocupar la Presidencia de la República, pues se estuvo documentando sobre sus viajes, de sus entrevistas en algunos medios televisivos y de internet, por lo que en sí, saber de estos principales candidatos a la grande fue sopa de todos los días, sopa que se agrandará considerablemente ahora que ya se oficializan las campañas.

Queda claro que todo este tiempo de campañas significan un gasto enorme para el pueblo mexicano, pues es de todos conocido que todo ese dinero que se gasta en esta promoción es dinero de todos los mexicanos, de todos; pero, como en sí no le cuestan nada a los candidatos, pues no les importa gastar y gastar dilapidando un dinero que se podría aprovechar en otras muchas cosas en beneficio de la sociedad.

Pero lo que sí se convierte en basura desde el primer instante, son los pendones y carteles pegados en postes y árboles, debido a que es muy probable que casi nadie o nadie les haga caso, tal vez alguna vez de reojo, pero hasta ahí, ya no es común mirar gente que se detenga a leer algún cartel o que voltee a ver más de una vez algún espectacular. Así que todos esos pendones que cuelgan en donde sea, aparte de ser basura también es un contaminante, pues están elaborados con plástico o, aunque estén impresos en papel, de todos modos, es basura que contamina aún más el medio ambiente.

Lo que tal vez sí se ponga bueno, es que se informa que habrá tres debates entre los candidatos presidenciales, y tan se pondrán buenos estos debates siempre y cuando no se le permita a la señora Xóchitl Gálvez Ruiz tener enfrente un teleprompter o algo así, y que no se le permita traer un “chícharo”, un audífono en los oídos para que le estén diciendo que contestar; y esto es debido a que se ha visto fehacientemente la dificultad que tiene esta señora para hilvanar frases congruentes, ya que en todas sus presentaciones se ve que le ponen un aparato enfrente para que esté leyendo todo lo que dice en sus discursos, he ahí cuando en un evento público en el monumento a La Revolución en el pasado mes de noviembre, al parecer se descompuso el teleprompter y lo único que se le ocurrió decir a la señora Gálvez fue: “ya se me fue el discurso”, por lo que se puso a improvisar y nomás no dio una en cuanto a lo que trataba de decir.

Con este ejemplo quedó claro que alguien más se ocupa de escribirle a doña Xóchitl lo que tiene que decir, así que si en los tres debates que se dice habrá entre los candidatos a la Presidencia de la República, si la otrora vendedora de gelatinas no cuenta con el apoyo del mentado teleprompter o un audífono, mal se verá esta señora al hablar por su gran desconocimiento en cuestiones políticas que tiene esta señora, desconocimiento que ha sido muy evidente hasta cuando se le han hecho preguntas respecto a su profesión de ingeniera que dice tener.

Sea pues. Vale.

 

Deja una respuesta