Aseguró Luis Manuel Hernández, no me comparo con Águeda Galicia

apoyoA mis 65 años dejaré de trabajar, ya hay sustituto

ULTIMA PARTE

Por: Oscar Zúñiga

Entre las respuestas más importantes están el decir que el SETUAN no es ni será como el SUTSEM, que nunca han sido paleros de ningún partido, esta es la última parte de nuestra entrevista.

¿Está en peligro el pago de las prestaciones decembrinas para los trabajadores de la UAN?

Yo creo que no será ese el caso, salvo que esas prestaciones se empeñen en congelarlas, no tiene el dinero la UAN, pero tiene los medios para conseguirlo, y en eso andamos, pero sí tener la certeza de que las cuentas no se congelan para cumplir con las responsabilidades contractuales que se tienen con los profesores y con los trabajadores.

Sin embargo, esto resuelve el problema, pero tenemos que reorientar el problema de la universidad para ahí estabilizar el déficit una vez que sepamos su origen, y a partir de ahí, todos hacer lo que tengamos que hacer para que las cosas marchen, porque no se puede prescindir de una institución que tiene el 70% de los jóvenes que van al nivel superior, ahí estudian.

Y poquito más del 50 % de los jóvenes de preparatoria ahí estudian, y entonces no se puede dar el lujo de decir que ya no opera, y que estos jóvenes que tienen la oportunidad de educarse en una institución que es producto de un movimiento social, y que además es patrimonio de toda la sociedad y el gobierno, es por eso que tenemos la obligación de buscar la solución a este problema.

¿Quién es Luis Manuel Hernández Escobedo líder del SETUAN comparado con Águeda Galicia líder del SUTSEM?

-Bueno hay una situación que históricamente ha sido referente en este país, hoy usted sabe que el jueves pasado el Senado ya aprobó reformas a la justicia laboral, porque la sociedad, a partir de que los medios de comunicación han hecho en los últimos cincuenta, sesenta años, se ha generado una idea: sindicato = corrupción, sindicato = corporativismo, sindicato = control, esa es la idea.

El sindicato no es eso, los sindicatos que se crearon en este país después de la promulgación de la Ley Federal del Trabajo por allá en el año 23, del siglo pasado, tienen un propósito claro, y es el único organismo de defensa que queda en este momento para defender al trabajador, sin embargo los prostituyeron, el estado los empezó a acaparar como instrumentos de control de la clase obrera de este país, y crearon los grandes sindicatos nacionales no solamente en el apartado “A”, que son los obreros o los trabajadores de pleno derecho como es el caso de los trabajadores universitarios, no, también a los trabajadores al servicio del estado que están en el apartado “E”.

Crearon esos grandes monstruos, el SNTE, la CTM, los sindicatos federados, todo eso era una especie de corporativismo de control para preservar el poder, y eso vino a generar la idea en la sociedad de que los sindicatos eso son, pero hay sindicatos, o habemos sindicatos que tenemos un origen, y que nunca hemos estado dentro de ese control, y que luego hemos tratado a través de la historia de honrar la razón de ser un sindicato.

Y esto no tiene otro propósito que reivindicar el derecho del trabajador, y que eso al desvirtuarse, pues obviamente agarran parejito, a los sindicatos significativos, que son los sindicatos nacionales que hoy están desapareciendo o se están quedando en su mínima expresión, por qué, primero le voy a decir por qué creo yo, y esto es porque ya no los ocupan, el neoliberalismo que llegó desde el 82 a este país, empezó a minar la colectividad restándoles poder.

Por qué razón, este es mi punto de vista particular, los líderes de estos sindicatos ya no les sirven, porque hoy tienes control en el estado, son generaciones posteriores a esos líderes que nacieron con el nacionalismo revolucionario,  y que llegó el neoliberalismo que esto no le interesa, al grado de que el partido de estado cambia sus documentos básicos y destruye a PEMEX, y un montón de cosas.

Pero ese es otro tema, pero si vemos este asunto, hoy piensa el gobierno, un pobre es un voto, por eso dice, para qué queremos sindicatos corporativos, viene la elección, echan a andar la maquinita, 20 mil millones de pesos para una elección presidencial son nada, pero en cada uno de los pobres, mil pesos ese día significan 20 millones de votos, y si 5 millones le chafean, pues tienen su votito duro, y con 20 millones estás garantizando el que puede ser ganador.

Y los lideres de esas grandes organizaciones ya les salen muy caros, pedían gubernaturas, senadurías, diputaciones federales, y todo lo que implica la gama de puestos de elección popular, pues también exigían su cuota, y aparte dinero, entonces hoy, para qué los ocupan.

¿Cuál es el secreto de Luis Manuel Hernández para conservar el liderazgo del SETUAN?

– A ver, cuál es el secreto, el secreto es servir a la gente, yo se los pongo a mis compañeros en cuatro cosas, porque luego, acuérdese que antes todos los documentos oficiales del gobierno decían ahí abajo “Sufragio efectivo y no reelección”, y muchos de los que somos de nuestra edad, estamos con esa idea de que la reelección es mala, ¡ah! por qué, bueno, porque la han corrompido, y hoy han reconocido que los diputados se pueden reelegir, todo mundo menos los gobernador y presidentes de la república.

Y entonces con esa cuestión que nació en el gran movimiento de Don Francisco I. Madero, creen que era la panacea, sin embargo, el control corporativo donde reeligen interpósita persona, y si tú eliges un títere, pues te conviertes detrás del poder en el que maneja todo y esos son los cacicazgos.

Y el asunto de la representación yo se las pongo en una analogía, qué cuida un secretario general de un sindicato, su razón de ser real, los intereses de los trabajadores, a qué trabajador no le interesa su seguridad en el trabajo, qué trabajador no quiere que su dirigente se levante todos los días, como se dice en esa caricatura de Pinky y Cerebro, ¿qué vas a hacer hoy?, y es simple, tratar de conquistar el mundo.

Ah, yo me voy a levantar tratando de reivindicar tus derechos, tres, que los derechos constitucionales a los que tiene derecho cada trabajador, que afortunadamente ya son derechos humanos, esto con la reforma del Art. I y IV de nuestra Constitución, es que  todos tus derechos constitucionales se cumplan, viviendas, salud, educación, y la más importante que es la cuarta: vejez digna.

Esos cuatro preceptos a usted o a cualquier trabajador, piense como piense, le interesan, y esos son los intereses que debe defender un sindicato, no proyectarse para luego postularse a ser diputado, y eso es lo que ha sido la razón, nuestro contrato colectivo de trabajo es el más bondadoso en este estado, y hablo bondadoso, no el que depreda a la universidad. Porque cada una de las cosas que tenemos conquistadas ahí, han sido producto de gestiones, no ante la universidad solamente, sino ante la propia Secretaría de Educación Pública, para que los recursos que se apliquen a un salario digno como es el que tenemos en la universidad, no incidan y dañen un proyecto educativo real.

Y eso estoy en condiciones de probarlo en todo tiempo, entonces, esa es la diferencia con Águeda Galicia, porque Águeda también durante mucho tiempo fue instrumento del estado para cuestiones de orden político, desde el punto de vista del control, no solamente de su gremio, sino también de su partido en las redes y las diferentes estructuras para controlar casillas, para movilizar gente y lo demás.

Cosa que yo siempre he señalado, Luis Manuel no se presta para eso, y aunque soy militante partidista, jamás he dicho que el SETUAN es perredista, ni lo haré, tampoco usamos redes para esto, porque eso ha sido una de las premisas que debemos de tomar, y eso no indica que no sea un animal político, y que los trabajadores muchos no me apoyen, pero jamás como obligación.

Hubo más en esta conversación con Luis Manuel Hernández Escobedo, quien nos aseguró que hay quienes serán los sucesores de su liderazgo, pues al llegar a sus sesenta y cinco años de trabajo dijo se retirará, que lo critiquen por algunas cosas lo tiene sin cuidado, dijo haber trabajado desde muy joven, le gustan las peleas de gallos y las apuestas y no se esconde para asistir a estos eventos.

Desde aquí le damos las gracias por habernos brindado un poco de su tiempo, y a usted querido lector esperamos que este pequeño resumen del problema universitario haya sido el que esperaban.

Deja un comentario