Somos ricos, no pobres, Nayarit no es un estado a la deriva

logoLa Yunta

Por: Oscar Zúñiga

¡Hijo e’ su! Entre dimes y diretes políticos estamos más cerca de la transición en México. Pero realmente ¿qué esperamos los mexicanos? Hemos sido por décadas un pueblo golpeado, un pueblo donde nuestros gobernantes han hecho un país pobre en economía y educación que es la base de una superación, aun así vemos que siguen los ataques entre los que manejan las supuestas ideologías de los diferentes partidos políticos en contra de quien gobernará México en los próximos seis años.

Y Nayarit no queda fuera de estos ataques en contra del gobernante, pues en lugar de hacer buenas propuestas para un mejoramiento de los nayaritas, es muy cierto que nuestra economía a un año de gobierno no ha despuntado, pero también es cierto que los gobiernos anteriores dejaron un estado en ruinas. Por lo que hay muchas interrogantes, ¿Qué se hace con el dinero presupuestado para el año 2018?

Hemos visto que los “analistas” políticos en Nayarit han estado callados, en otros gobiernos son los primeros en hacer sus “análisis”, ya sea alabando al gobernante en turno o criticando la forma en que se gasta el dinero del erario, esta vez no hay nada, raro, no cree querido lector. Hemos visto movimientos indígenas, movimientos estudiantiles y movimientos populares, pero al final todo sigue igual, no ha pasado nada.

Ahora estamos esperando otro duro golpe a nuestra economía, pues se espera que los dinosaurios del transporte se salgan con la suya y el precio del transporte público aumente tres pesos, es decir esto si la Comisión del Transporte que no existe en Nayarit no se forma de inmediato, es probable que en los próximos días el costo de este servicio llegue a los diez pesos sin que nadie pueda frenarlo.

Para el colmo, Transito del Estado está a la deriva, una directora que no sabe nada del teje y maneje de esa dirección, eso sí, mantiene una soberbia que no le permite ver más allá de su nariz, no le ha caído el veinte que ella no es agente para que ande patrullando por las calles, que su lugar es administrativo y de oficina para que le haga frente a los problemas y no que los vaya dejando a que se rezaguen, pero luego se ve que no sabe delegar funciones, viene acostumbrada del anterior gobierno a hacer su voluntad, se le olvidó que ya el gobernador es Antonio Echevarría García y no Roberto Sandoval.

No cuenta con asesores, se le ha preguntado como miembro que debería de ser de la Comisión del Transporte Público, sobre el aumento que piden los permisionarios, pero su contestación es, “yo no se nada”.  Pero esto ya la gente lo está viendo como valores entendidos, pues ponen un ciervo ante los lobos, qué podrá hacer esta mujer ante el ataque conjunto de los líderes del transporte Carlos Saldate de la ALIANZA, Arnoldo de la CTM, Raúl de los Santos de ACASPEN y Luis Fernando Rodríguez de la otra CASPEN, a la mejor simplemente al verles los colmillos a la mejor se pone a llorar.

Pero bueno, que bien que somos los protegidos del Gobierno Federal, dicen que nos mantienen al no producirle a la federación más porcentaje del producto interno bruto. Pero pobres no somos los nayaritas, tenemos tres presas que generan energía eléctrica que quien sabe para dónde la manden porque aquí los nayaritas pagamos muy caro ese servicio.

Ahora ya al descubierto, tenemos también la explotación de la minería con la extracción de oro. Por cierto, nadie sabe quién dio los permisos de explotación, pero se explotan y no han dejado nada a nuestro estado, ¿Quién estará cobrando las regalías? Bien pues llevamos dos cosas que por su explotación dejan mucho dinero y sin embargo estas no son tomadas en cuenta como producto interno bruto.

Y por último, Nayarit no es mantenido de la Federación solo por humanidad, en Nayarit se descubrió desde hace décadas un gran yacimiento petrolero en la zona costera, yacimiento que se ha mantenido en secreto, pero que quizás haya estado apuntado como reserva para algún gobierno en el futuro.

Entonces, los nayaritas no somos pobres ni limosneros, pues de todo lo mencionado tenemos grandes reservas, solo que nos han mantenido bajo ese perfil de paternalismo político, y este es el verdadero problema de muchos políticos que ya vieron que todo esto se les está escapando de las manos, pero bueno, sigan así queriéndole dar al pueblo pan y circo, recuerden que el pueblo ya se cobró la primer factura y ojala y no se cobren las que hacen falta.

Esta es nuestra realidad, quizás por eso muchos le temen a la transición, pero la verdad López Obrador quizás no pueda hacer todo lo que prometió, pues el sistema político mexicano tuvo más de setenta años para asentarse bien y amasar grandes capitales que actualmente mueven a México. Pero bueno, esperemos un mes y medio más para que tome las riendas del País y de ahí en adelante se verá lo que nos espera a los mexicanos.

Un comentario en “Somos ricos, no pobres, Nayarit no es un estado a la deriva

  1. Chingale pues que forma haremos para que esa mujer sea cambiada por alguien que conozca la materia de transporte no podemos dejar que los lobos nos inquen el volmillo subiendo la tarifa en los transportes publicos

Deja un comentario