MAS DE 45 MIL MILLONES DE PESOS CUESTA EL ABANDONO ESCOLAR

logoPor Octavio Camelo Romero

Además de inoperante, es costosísimo el actual sistema educativo en el país. De acuerdo con información de la SEP divulgada por los medios masivos de comunicación, el modelo nacional de educación ha sido incapaz de mantener en las aulas hasta el nivel profesional, al 75 por ciento de los alumnos que iniciaron su primaria en 1999 y que hoy tienen entre 24 y 25 años de edad.

En los estudios desde 1999 hasta el ciclo 2015-2016, y sin tomar en cuenta la educación inicial y preescolar, de 100 niños y niñas que ingresan a la escuela primaria 10 la dejaron sin concluir. De esos 90, se perdieron 5 en el transcurso de la primaria a la secundaria.

De los 85 que ingresan a la secundaria, 18 la dejaron inconclusa, egresando 67. Pero 2 se pierden en el ingreso al bachillerato. De los 65 del nivel medio superior, 21 renuncian a la prepa y 4 a sus carreras técnicas, o sea 42 transcurren a la educación superior, de los cuales 6 se pierden del tránsito del bachillerato a la universidad. De los 36 que estudian licenciatura, 9 dejan sus estudios.

Y de los 27 restantes, solo 22 se titularon como profesionistas y 3 culminaron sus estudios para convertirse en profesionista o técnico. De una generación de 2,502,438 niños, solo 633,974 concluyeron sus estudios para convertirse en profesionistas o técnicos.

De acuerdo con esa tendencia, en el ciclo escolar 2017-2018 no acudirán a la escuela 1,193,497 niños, niñas y jóvenes por abandono de estudios. En este mismo ciclo 2017-2018, inician sus estudios 25.6 millones de niños, niñas y adolescentes desde preescolar hasta secundaria. Ellos se sumarán a los estudiantes de bachillerato, licenciatura y postgrado que ya iniciaron sus estudios. Y en total, se tendrán  más de 35 millones de estudiantes en el país.

Se estima que el costo del abandono por nivel educativo y por alumno, en el periodo, fue de 45,788 millones, 856,504 pesos, dinero que se había invertido en la educación de estos desertores. Tal cantidad triplica el presupuesto del Instituto Politécnico Nacional, IPN, que en 2017 fue de 15.5 mil millones de pesos, y es a la vez superior al presupuesto de la Universidad Nacional Autónoma de México, UNAM, el cual es, en este año, de 40.1 mil millones de pesos.

Independientemente de las causas económicas que se pudieran localizar para explicarnos el fenómeno del abandono escolar y de la decisión negativa de seguir con los estudios ulteriores, resultan relevantes los factores educativos y la desatención que se tiene de la educación inicial y preescolar, esto es, de la educación de 0 a 6 años de los niños y niñas mexicanas.

Pero, ¿Por qué es importante, crucial, la educación de 0 a 3 y de 3 a 6 años de edad? Es evidente que al nacimiento el cerebro no está completamente desarrollado, le queda mucho camino por recorrer. Y en ese camino los 3 primeros años de vida van a ser cruciales. Durante estos años las personas adquirimos autonomía y dominio de las funciones motoras conscientes de nuestro organismo, se multiplican las conexiones neuronales, crece el cráneo, etc.

El cerebro es un órgano que sirve a los seres vivos que se desplazan de un lugar a otro, pues es nuestro órgano de relación, el que nos permite analizar el medio para dar una respuesta adaptada a lo que sucede en cada momento.

A su vez, al movernos, nuestra capacidad de modificar el medio es mayor. La importancia del movimiento se ve reflejada en la “distribución” de tareas que tienen las células encefálicas. Por otra parte, el aumento de grosor que sucede en la corteza cerebral durante la infancia, se hace a expensas de aumentar las conexiones neuronales y de su recubrimiento posterior por la mielina.

Todo este neurodesarrollo se da en los primeros 1000 días de nacido. Por ello, la educación inicial es relevante y crucial para el ulterior desarrollo y comportamiento humano. En fin.

Deja un comentario