Las hienas de Tepic, ¿dónde quedaron nuestros valores morales?

logoLa Yunta

Por: Oscar Zúñiga

¡Hijo e’ su! Hace unos días un compañero periodista daba la noticia de que un niño de escasos cinco años se encontraba en urgencias en un hospital. Pero la sorpresa fue, que el médico que lo atendió de inmediato dio parte a las autoridades, pues el niño llevaba más de 37 signos de maltrato en todo su cuerpecito, y además presentaba un terrible cuadro de desnutrición.

Horas más tarde fue detenida una pareja (dos mujeres) al parecer relacionadas sentimentalmente, y una de ellas resultó ser la madre del pequeño niño maltratado. Pero ¡ojo!, no estamos en contra de este tipo de relaciones, no, pero sí estamos en contra de que una mujer anteponga el amor y el respeto hacia sus hijos por una relación sentimental, y en este caso en especial, esta regla de nuestros valores morales no funcionó.

¿Qué tanto nos hemos perdido como sociedad? ¿Hasta qué punto nuestros vecinos aun pueden ayudarnos? Digo, no es posible que este pequeño haya sido torturado por mucho tiempo y los vecinos nunca lo hayan escuchado llorar, presenta quemaduras en sus manos, pues se las pusieron al fuego de la estufa, quemaduras de cigarros en diferentes partes, muestras de golpes también en diferentes partes de su pequeño cuerpecito.

Se dice que hace tiempo una maestra de este pequeño ya le había descubierto las huellas de su tortura, pero la madre a partir de ahí ya no lo llevó a la escuela. Aquí la pregunta es, ¿por qué la maestra no denunció de inmediato a las autoridades? Pero bueno, quizás le demos la razón a la maestra, pues desde hace mucho tiempo los Agentes del Ministerio Público no toman estas denuncias, ni aun cuando lleve señales de maltrato, ahora dicen que deben de ser en flagrancia, y este es quizás el motivo por el cual mucha gente ya no denuncia.

Esto quiere decir que estamos jodidos, pues para hacer una denuncia y que se proceda en contra del infractor, debe de llegar el denunciante casi muerto para que los Agentes del Ministerio Público les hagan caso, y eso es sí los convence, que poca madre erda’ de dios. Sobre este caso ahora con la detención de estas dos mujeres, en las redes sociales han sobrado calificativos hacia ellas, la verdad sí da coraje conocer este tipo de situaciones, ya que al parecer la pareja de la madre de este pequeño, sí es que se le puede llamar madre, era la que lo golpeaba sin que la “otra” defendiera a su chiquillo.

De nuevo, ¿desde cuándo se perdieron nuestros valores morales? Es muy cierto que hoy en día nuestras leyes ya se han hecho más liberales, pero desgraciadamente nadie de las cúpulas culturales y educativas hace algo por retomar estos valores como se enseñaban hace treinta y cinco años todavía en las escuelas primarias. Qué triste, y más cuando esto aun se puede remediar.

Casos como este ha habido muchos, y creemos que los seguirá habiendo, quizás porque la mujer ya sea madre soltera o como matrimonio en fracaso busca la protección para sus hijos, pero desgraciadamente encuentra todo lo contrario, quizás sea la falta de cultura, la precaria economía en que vivimos, o simplemente busca vivir acompañada para espantar su soledad, y debemos aceptar que esta es la triste realidad que nos rodea como sociedad.

En fin, nunca pedimos nada para nadie, pero esto no tiene justificación, ojalá y les sea aplicada la ley como corresponde a este criminal delito, pues una cosa es golpear a quién se puede defender y otra a quién no puede hacerlo.

Un comentario en “Las hienas de Tepic, ¿dónde quedaron nuestros valores morales?

  1. Par de Desviadas Mentales! ¡MUJERES MADREADAS en su NIÑEZ! Posiblemente, Torturadas por su Puta Madre, con Ánimo de Venganza. Odio por el Hombre, pues Posiblemente fueron Violadas por su Padrastro. Pinches, Enfermas de sus Emociones como, Rencor, Odio, Venganza, Envidia, etc.
    Ahhhhh….pero la MUJER se Manifiesta GOLPEADA, MADREADA y Todo lo que terminada en “ADA” Sale a la Calle Conmiserándose de Maltrato!
    Todo Mundo las Defiende!
    Y….AL NIÑO QUIEN LO DEFIENDE??

Deja un comentario